La luna, siempre.

|


Redonda, hinchada de frotarse contra el cielo... rasga mi piel con su delgada luz... Cae sobre mi pelo con la levedad de una sirena que no se hubiera dado cuenta que no posee piernas.


Solivianta mi sangre... me enciende de locura, me regala una piel fosforescente y me convierte aceite hirviendo en fauna (cascos y cuernos y cabello desbocado bajo el lúbrico soplo de lo oscuro).

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Monona que intensa...... que bueeeeeeeeeen blog porque no me habías dicho que tenías eh eh? reyna! gracias por permitirme adentrar en parte de tu rinconcito sagrado refugio de tu desahogo, aunque a el se lo cuentes todo no te olvides de quien te brinda incondicionalmente un hombro y pañuelos en forma de sonrisas, siemper estoy contigo como tu conmigo HASTA SIEMPRE!. Un abrazoooo Liquita felicidade nuevamente. te extraño y te quiero mucho mucho......xoxo.




Lic. Diana

Lord Vyzarro dijo...

Bastante romantico y melancolico, me gusto mucho, dejo saludoss!!

wikiandototonas dijo...

Wow tremendo post tenes un bonito blog! te deseo la mayor cantidad de exitos! Bueh mi novia y yo hemos creado uno tambien, podria serte interesante, seria agradable te dieras una vuelta por ahi http://www.wikiandototonas.blogspot.com/ espero que tengas bonito dia... nos vemos!

Publicar un comentario