Al interior...

|


Es preciso que sea más astuta y más prudente en la profundidad de mi corazón, debo ser como mi serpiente. Tal vez pido un imposible; pero ruego a mi orgullo que se acompañe siempre de mi prudencia, y si algún día mi prudencia se hecha a vola, que al menos pueda volar junto a mi locura.


Fotografía: Eliza Lazo de Valdéz

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Cuando el orgullo grita, es que el amor calla y yo por eso deseo que tu amor sea siempre escandaloso.


Lilith†La†Enemiga†d†Eva

Anónimo dijo...

...Siempre siempre mi orgullo gritaráaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!





...
o miedo, precaución, dignidad ,agotamiento en vano.

Ursula dijo...

mi prudencia puede mas ke mi corazon y mi orgullo.... soy de las ke siempre actuan bien :S
es mas fuerte ke yo...
me gusto tu texto...
buen blog ;)

Publicar un comentario