Cantora Nocturna

|

La que murió de su vestido azul está cantando
Canta imbuida de muerte al sol de su ebriedad.

Adentro de su canción hay un vestido azul
hay un caballo blanco
hay un corazón verde tatuado con los ecos de los latidos de su corazón muerto.

Expuesta a todas las perdiciones
ella canta junto a una niña extraviada que es ella
su amuleto de la buena suerte.

Y a pesar de la niebla verde en los labios y del frío gris en los ojos
su voz corroe la distancia que se abre entre la sed
y la mano que busca el vaso.


Ella canta.

2 comentarios:

Ursula dijo...

ella canta....
me muero por que ella me cante...!
besos, y gracias por el texto!

La Maga dijo...

Ella pudiera cantar, una canto elevado a toda la Existencia y la Consciencia. Un canto de gozo y júbilo...un canto que avente toda angustia convocada innecesariamente.

((Tal vez ella ame disfrutar ese canto más que ninguno otro sobre la Tierra))

Publicar un comentario