Todavía no eh olvidado...

|

Todavía no he olvidado, cercana a la ciudad,
Nuestra blanca mansión, pequeña más tranquila,
La Pomona de estuco y la antigua Afrodita
Velando su pudor tras una rala fronda,
Y el sol, en el crepúsculo, destellante y soberbio
Que, tras el vidrio donde se quebraban sus rayos,
Parecía, gran pupila en el cielo curioso,
Contemplar nuestras largas y solitarias cenas,
Derramando sus bellos reflejos alongados
En el estor de sarga y en el frugal mantel.

Imágen: Ekaterina Zagustina
Texto: Charles Baudelaire.

7 comentarios:

Ipnauj dijo...

El Sol es nuestro padre.

Un gran saludo.

Aylin Perdomo dijo...

me gusta te felicito por tu blog

Butterflied dijo...

He llegado a tu blog a través de otro y la verdad es que me voy a pasar más a menudo y te invito a que hagas lo mismo con el mío. Me ha gustado el poema (me encanta Baudelaire) y la estética que tienes en el blog, las imágenes que usas...

Un saludo.

Maya Rincón dijo...

Gracias por la visita a mi rinconcito. El tuyo me ha gustado mucho..:)

Besos !!

Amorphis dijo...

Que buen lienzo acabo de imaginar con tus palabras, algo así como un sueño.

Abrazos

Jazmine Dguez. [bajo el pseudónimo de Lilith†La†Enemiga†d†Eva] dijo...

Qué encantador poema de Charles Baudelaire. Atinada tu selección.
Como siempre, ¡un placer visitar tu blog!


Besos!!

Jazmine Dguez. [bajo el pseudónimo de Lilith†La†Enemiga†d†Eva] dijo...

Excelente poema de Charles Baudelaire, como siempre, ¡es un placer visitar tu blog!.


Besos!!

Publicar un comentario